Entre Ríos: Prefectura refuerza los controles de lanchas en el río Paraná

(28.01.2015).- En el marco del operativo Río y Sol que lleva adelante la delegación Paraná, Entre Ríos, de la Prefectura Naval Argentina, se llevan adelante patrullajes diarios para exigir los elementos de seguridad de las embarcaciones.  

Prefectura Naval Argentina es la encargada de promocionar y controlar el cumplimiento de las normas de seguridad por parte de los que se trasladan en yates, veleros, lanchas, canoas o piraguas. Así es que todos los días, el personal de la fuerza sale a patrullar la correntada con sus guardacostas, motos de aguas y un semirígido. Esta actividad se desarrolla en el marco del operativo Río y Sol que se inició el 15 de diciembre.

De este modo, es que se han reforzado los habituales controles. “Esto se hace con la finalidad de dar respuesta preventiva al aumento de la actividad recreativa y de placer en playas, balnearios y costas del río Paraná” aseguraron desde el destacamento de Prefectura.

Entre los requisitos básicos se exige llevar chalecos salvavidas, avisar el itinerario previsto (a la entidad de donde se zarpa), el horario de regreso previsto, contar con matafuegos, portar la habilitación náutica (que certifica los conocimientos básicos y es determinante para establecer responsabilidades penales y civiles).

En cuanto a los salvavidas, en los mayores no es necesario que los lleven puestos sino que alcanza con que estén a bordo. En cambio, los menores deben tener colocado el dispositivo de forma permanente.

En lo que va del verano, han tenido que realizar más de un rescate debido a que algunos paseantes náuticos desprevenidos o irresponsables no han seguido las recomendaciones sobre elementos de seguridad o no han tenido en cuenta las condiciones climáticas.

En caso de que una tormenta sorprenda a quienes se encuentran en el río, se recomienda buscar rápidamente una zona segura como una isla y quedarse allí a esperar que amaine el temporal. Al mismo tiempo, es recomendable llamar al 106 (emergencias náuticas) para solicitar ayuda.

La altura del río se mantendrá elevada durante esta temporada estival. Si bien la tendencia es “en baja”, continuarán las lluvias lo que indica que las aguas continuarán con una profundidad similar a la actual (4,29 frente al puerto).

Sobre las consideraciones que debe tener un navegante o un bañista en este contexto es que “la crecida” trae camalotes (con alimañas) y troncos (que pueden producir un accidente si son colisionados a alta velocidad por alguna embarcación).

Fuente: La Voz 901

 

 
Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

})(jQuery)