Rosario: Fuerte crítica del sindicato de Dragado y Balizamiento a la gestión de Puertos y Vías Navegables

(13.07.2015) El secretario general del sindicato de Dragado y Balizamiento de Rosario, Edgardo Arrieta, puso en conocimiento al ministro de "la calamitosa situación del material flotante y embarcaciones" en esa jurisdicción del río Paraná. "Hasta la fecha (la subsecretaría) ha demostrado una impericia, desidia y abandono que encuadra en el marco de una actitud delictual", dice el documento.      

 


Arrieta detalla, en el escrito enviado a Kicillof, el estado de las dragas, lanchas y remolcadores. Sobre las tres dragas afectadas a esa jurisdicción, el jefe sindical señaló que la 36-C ubicada en el Puerto Villa Constitución está desde hace dos años a la espera de algún convenio. En tanto, las reparaciones de la 332-C se encuentran paralizadas hace más de 10 años por falta de recursos.

Para Arrieta, la situación de las embarcaciones agrava las condiciones de precariedad laboral. "Los trabajadores que deben trasladarse hasta 1000 kilómetros sin viáticos para comida y sin provisión de pasajes, solamente para cuidar las embarcaciones paradas por la desidia de la repartición, sin combustible, baterías, falta de entrega de ropa, colchones y frazadas al personal embarcado".

Arrieta describe que la draga 35-C cuenta con averías graves en el motor y está a la espera del reparación. El buque cuenta con los elementos de seguridad y los certificados vencidos. Según explica, se fue a buscar a Bahía Blanca el motor de la draga 34-C para su reemplazo, pero no hay novedades desde hace ocho años.

Algo similar ocurre con los cinco remolcadores. El 279-B está desde hace dos años en el puerto de Corrientes a la espera reparación. El 280-B nunca tuvo el certificado de seguridad de navegación y espera desde hace 10 años en Rosario. El 287-B también espera desde hace 10 años a ser reparado en Rosario. Está fuera de servicio y nunca tuvo el certificado de navegación. El 291-B espera reparación general y está en seco desde hace ocho años. Diagnósticos parecidos tienen chatas, lanchas y grúas flotantes.

Los trabajadores del sector manifiestan su preocupación ante el estado de situación tanto de los puertos como del material flotante y embarcaciones del estado. El propio titular de la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, Horacio Tettamanti, reconoció que los puertos "se caen a pedazos".

Pero la dramática situación alcanza también a las embarcaciones. Alguna vez, Argentina llegó a ocupar el quinto lugar en el mundo en cuanto a flota mercante. Hoy no tiene ni un solo barco bajo bandera nacional para llevar las exportaciones récord de soja a sus compradores de Europa o Asia.

En los ríos la situación es similar. Sólo el 1 por ciento de las embarcaciones (remolcadores y barcazas) que bajan con soja y mineral de hierro y suben con hidrocarburos pertenece a la alicaída flota mercante argentina.

Paraguay y Bolivia, se adueñaron de los convoyes. Paraguay cuenta hoy con la tercera flota fluvial del mundo. Y la Argentina, responsable del dragado de la hidrovía Paraná-Paraguay, tiene menos de 10 embarcaciones mercantes navegando por el río.

En el último párrafo del escrito, Arrieta intima a Kicillof a que "en plazo perentorio tome la intervención que le compete para regularizar la desastrosa situación. Caso contrario se iniciarán de inmediato las acciones penales contra los responsables".

   

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

})(jQuery)