Paraná: El borde costero con acceso restringido para el público

(03.02.2014).- El borde costero es un tema no resuelto en Paraná. El acceso al río está restringido en varios tramos cercados, alambrados o con tapiales y donde no es posible el uso público más allá de las leyes y ordenanzas que así lo determinan.   

La Municipalidad informó que está próxima la expropiación de un terreno en La Toma y que se dieron avances con los clubes por las playas. Sin embargo desde la Asamblea Ciudadana El río es de todos, afirman que detrás del muro de Los Arenales y el predio en cercanías a la fábrica de portland en Bajada Grande, debe ser considerado como prioritario.

Los últimos meses del año pasado se volvió a abrir la polémica por el derecho al acceso al río. La Municipalidad promulgó una ordenanza con la que autoriza al Ejecutivo a adquirir, mediante expropiación, un inmueble ubicado en la zona de la Toma Vieja.

Guillermo Federik, secretario de Planificación, Infraestructura y Servicios de Paraná, señaló que para concretar la decisión falta la media sanción del proyecto de ley de expropiación en el Senado. “Esto está en curso. La ordenanza municipal establece la utilidad pública de ese predio y la ley provincial determina la expropiación”. En principio, solo el tiempo que corresponde al proceso de aprobación de la ley junto con su procedimiento e implementación, es lo que separa la concreción del proyecto. También ha habido avances en las discusiones con los clubes para que no restrinjan el acceso a las playas. Sin embargo desde la organización “El río es de todos”, señalaron que hay zonas que deberían tener prioridad pero que no se las nombra en el proyecto del borde costero.

Por su parte, la diputada provincial socialista María Emma Bargagna, miembro de la asamblea indicó que entre las prioridades se debería poner en discusión la zona de Los Arenales. “Hay que tirar ese muro de 351 metros por cuatro de alto que es vergonzoso y también dejar libre el acceso en Bajada Grande en ese tramo en donde está el alambrado de dos metros de alto por 1.000 de largo de la fábrica de portland. Después sí, ver desde el punto de vista social, político y urbano cómo se resuelven las demás irregularidades que hay a la vista de todos”.

Los dos tramos indicados no son los únicos. También mencionó el terreno donde se encuentra el Club Náutico, el galpón lindante a las playas del Thompson y en última instancia a las viviendas sobre el río en Bajada Grande.

En La Toma se pretende expropiar una zona que ha sido siempre un lugar de encuentro de los paranaenses aunque perteneció a un privado, que lo alambró con la intención de llevar adelante un proyecto económico. Da a la barranca y al río y sobre finales del año pasado se sancionó la ordenanza que abre la posibilidad de expropiación para permitir el disfrute público. Como sea, aún queda un largo camino por recorrer para que todos los ciudadano puedan caminar el borde costero sin restricciones.

Más de 10 cuadras

Frente a la fábrica de portland en Bajada Grande, hay un alambrado de dos metros de alto por 1.000 aproximados de largo en los que no se puede ingresar. “Ese terreno es privado, va hasta el río y no se respeta el camino público y el acceso”, señaló la diputada María Emma Bargagna.

Además explicó que tiempo atrás se le solicitó a la Municipalidad de Paraná que no autorice el cerco y ordene levantarlo y se dio lugar al pedido.

“Supuestamente la Municipalidad hizo el trámite pero ante el incumplimiento de sacar el alambrado y permitir el acceso no se ha avanzado; cuenta también con un dictamen favorable de la Defensoría del Pueblo para liberar el acceso”, destacó.

Acuerdos progresivos

Uno de los temas más polémicos con respecto al borde costero fue en los últimos meses del año pasado cuando la Municipalidad manifestó la postura de abrir las playas de los clubes Rowing y Estudiantes y al espacio que da al río en el Club de Pescadores, para hacerlas de libre acceso.

Se había anunciado en su momento, que para este verano se iba a poder caminar sin restricciones de punta a punta sobre la arena por el borde del río. Desde las entidades deportivas hubo contrapuntos que se conocieron a través de sus comisiones directivas y socios. Al parecer han mantenido un buen diálogo con la comuna, pero la medida no se llevó adelante tal como fue anunciada.

“El Club de Pescadores está reubicando su casilla para liberar el paseo Anacleto Llosa y para hacer el puente de acceso público. Con el Estudiantes estamos por recibir un proyecto de adecuación a la disposición municipal del libre tránsito”, dijo Guillermo Federik.

Con el único que aún no se ha avanzado es con el Rowing Club. “Estamos dando los tiempos necesarios; tienen sus estatutos. Como es una política de Estado no queremos ser avasalladores e improvisados. Optamos por la conciliación y el acuerdo que no siempre es lo más fácil. Se pueden tomar las decisiones de instrumentar la medida pero en función de la trascendencia social decidimos darles los tiempos necesarios”, destacó Federik y agregó: “Somos muy optimistas y si bien no tenemos fechas que marquen el calendario vamos a arribar los tres casos con acuerdos progresivos para no cambiar de forma abrupta”

El Club de Pescadores durante el año hará adecuaciones para poder contar con un libre tránsito sobre el arroyo y la escollera. Con respecto al Club Estudiantes se trabajará en conjunto para agrandar la playa. “Es para llegar al faro con acceso público”, remató Federik.

Fuente: UNO

   

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

})(jQuery)