«Paraná, el pariente del mar»

El Paraná es una presencia constante en la historia argentina. Desde los lejanos días en que el conquistador español comenzó a remontar su curso, aventurándose en frágiles navíos condenados a no regresar jamás al puerto de origen, esa presencia ha gravitado sensiblemente en la vida del país. De allí parte, justamente, la idea de este portal.

Desde que Juan Díaz de Solís inició su reconocimiento del Río de la Plata, hasta entroncar con el análisis de la influencia del Paraná sobre la economía del vasto territorio por el que transcurre; las posibilidades de la moderna tecnología y su capacidad para transformar en energía la fuerza del curso de agua, o modificar el paisaje creando nuevos recursos para la navegación o para el riego; los trabajos que fueron necesarios para transformar el río en una vía navegable, y la historia de ese proceso en el que aparecen y declinan antiguos puertos y embarcaderos, al tiempo que se afirma la importancia de aquellos otros ubicados en puntos estratégicos con relación a la producción agropecuaria y las modernas radicaciones industriales; las nuevas obras, que a través del Paraná tratan de vincular e integrar la Mesopotamia en el contexto del país, las expresiones de la música, las danzas, las leyendas, los mitos, la literatura y la poesía, y la obra de plásticos que han sido motivados por la presencia del río, acentúan el objetivo de este emprendimiento: dar en lo posible el máximo de información sobre la vida múltiple de una gran comunidad nacional, cuyo quehacer se vincula entrañablemente con el curso del “pariente del mar”

(Del libro “Paraná, el pariente del mar”, editado por la Biblioteca Popular Constancio C. Vigil, de Rosario, el 13 de enero de 1973)

 

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

})(jQuery)