Degradación de humedales: Piden urgente intervención en el Delta del Paraná

(19.12.2012).- Organizaciones civiles de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos protestaron ante el Comité Interjurisdiccional de Alto Nivel para el Desarrollo Sostenible del Delta del Paraná, para que intervenga en forma urgente sobre la degradación de los humedales a raíz de la construcción de terraplenes y endicamientos.  

Señalan que las medidas aplicadas hasta la fecha no sólo no han sido efectivas, sino que siguen proliferando emprendimientos que conllevan a la pérdida de este patrimonio ambiental.

Las organizaciones ambientales involucradas en el Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (Piecas), manifestaron su preocupación por el avance de los endicamientos en la región y afirmaron para La Capital que esta situación, "implica la pérdida y degradación de los humedales, impactando directamente en los medios de vida de la población local, y resultando en la pérdida de valiosos bienes y servicios ecosistémicos".

Las fundaciones Proteger (Santa Fe), Mbiguá (Paraná), Fundación Humedales / Wetlands International Argentina (Buenos Aires), Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Buenos Aires) y Taller Ecologista (Rosario), señalaron que pese a que el Piecas también comparte esta preocupación, y que entre sus objetivos está la elaboración de políticas que procuran conservar el Delta del Paraná, su estructura y sus funciones, "existe el riesgo que la efectiva aplicación de dichas políticas llegue demasiado tarde".

Un relevamiento de la Fundación Humedales / Wetlands International realizado en 2010 "registró la presencia de 875 kilómetros de terraplenes y 202 áreas endicadas en la región del Delta del Paraná, correspondientes al 11,6 por ciento de su superficie. "Desde entonces venimos observando un notable incremento en la superficie de diques, sobre todo en el Delta Medio y Superior, los cuales en muchos casos son realizados de manera ilegal", reza una nota elevada al Comité Interjurisdiccional de Alto Nivel para el Desarrollo Sostenible del Delta del Paraná.

En este sentido, autoridades entrerrianas reconocieron recientemente la existencia de 24 nuevos terraplenes en su jurisdicción. Desde la Fundación M´Biguá señalaron que "tanto el ministro de la Producción de Entre Ríos, Roberto Schunk, como el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, no están cumpliendo con el ejercicio de sus competencias legales e incluso con los compromisos públicos de avanzar sobre esta situación".

En agosto, organizaciones ambientales nucleadas en la Red Delta del Paraná presentaron en la Legislatura entrerriana un proyecto para declarar "la emergencia ambiental de la sustentabilidad ecológica, social y productiva del sistema de humedales y selva en galería de Entre Ríos", con el fin de impedir el avance de endicamientos ilegales y el desmonte de bosques nativos en la islas de la provincia, hasta tanto se cumpla con el ordenamiento territorial necesario para preservar este ecosistema estratégico del Delta del Paraná.

Hasta ahora, las autoridades han hecho oídos sordos ante estos pedidos, y los humedales continúan siendo destruidos.

 

 
Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

})(jQuery)