En Misiones la creciente da un respiro pero sigue aguas abajo

(13.06.2014).- Los ríos Iguazú y Paraná comenzaron a bajar en las últimas 24 horas en la zona circundante de Misiones, aunque las aguas ya comenzaron a invadir las costas correntinas, chaqueñas y entrerrianas.

En Corrientes, más de 500 familias fueron evacuadas y autoevacuadas en las últimas horas por el abrupto repunte del Paraná, mientras se espera el pico de la crecida durante este fin de semana.

El Ministro de Desarrollo Social e Igualdad de la provincia, Federico Mouliá, junto a sus colaboradores, se trasladó hacia las localidades de Itatí, Paso de la Patria y demás poblaciones ribereñas, brindando asistencia a los afectados por la creciente a la vez que se desplegaron distintas tareas de prevención.

En la capital provincial el río llegó ayer (a las 18) a 5,70 metros, siendo el nivel de evacuación de 7 metros. La tendencia en creciente también se marcó en la mediciones de Ituzaingó (4,80), Itá Ibaté (5,95), Itatí (6,40) y Paso de la Patria (5,96), algunas de las localidades más comprometidas por el repunte del caudal.

En Chaco, el Comité de Emergencia estimó que unos 3.000 habitantes deberán ser evacuados de la costa por la crecida del Paraná, que ayer a las 18 marcaba 5,60 metros en el hidrómetro de Puerto Barranqueras.

La creciente afecta, también, a los municipios chaqueños de Isla del Cerrito, Margarita Belén, Colonia Benítez, Puerto Vilelas y Basail.

La previsión es que la creciente alcance el pico entre el domingo y lunes, con una altura de 7,40 y 8 metros en el Puerto de Barranqueras, muy superior a los 6 metros con los que dispone el alerta y los 6,50 que indican la evacuación.

En Entre Ríos, casi la mitad del ganado que pasta en las islas del predelta, en la zona situada entre las ciudades de Victoria y Rosario, ya fue retirado a sitios más altos para evitar los inconvenientes que provocará la creciente extraordinaria que experimenta el Paraná.

En la región del predelta hay una población isleña de alrededor de 1.000 personas acostumbradas a las cíclicas crecientes del río, que ya comenzó a evacuar sus viviendas asistidas pot la Municipalidad de Victoria.

Según estimaciones oficiales, para el 25 de este mes se espera que el pico de la creciente llegue a la capital entrerriana adonde, según los pronósticos, el río alcanzará una altura de casi 2 metros más que la actual.

En Misiones, en tanto, el río Paraná, que el miércoles llegó a pico máximo en Posadas con 10,90 metros, también comenzó a descender, aunque continúan cortados dos de los tres puentes sobre la Ruta Nacional 12, informaron autoridades de Vialidad Provincial.

 

 
Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

})(jQuery)