Resistencia a las mega-represas en el litoral argentino

(07.08.2012).- En la provincia de Misiones, limítrofe con Brasil y Paraguay, se articula un movimiento de resistencia a la construcción de mega-represas hidroeléctricas que profundizarían la afectación del ecosistema, las comunidades y poblaciones locales.  

La mega-represa binacional de Yacyretá (Argentina – Paraguay) ya afecta la costa del Río Paraná de dos provincias argentinas: Misiones y Corrientes, así como parte de territorio paraguayo. Asimismo existen planes para implementar dos grandes represas más en la región: Garabí y Painambí. El movimiento anti represas se encuentra activo desde hace tiempo articulando entre los afectados y posibles afectados de estas megaobras.

En dialogó con Radio Mundo Real, María Elena Parras quien es miembro de “Misiones sin represas”, organización que también forma parte de la Mesa de Diálogo provincial por el “No a las represas” y quien nos cuenta sobre la problemática de estas construcciones en la provincia del norte argentino, así como las estrategias de resistencia articuladas en la región.

“Como provincia, hace mas de 16 años en un plebiscito público le dijimos NO a las represas” cuando se realizó la consulta popular para la construcción de la represa Corpus, sobre el Río Paraná, explicó María Elena.

Sin embargo, siguen los intentos para su implementación por lo cual “parte de la lucha es saber ¿por qué continúan las tratativas si ya dijimos que no?”. “El discurso es ‘hay necesidad de más energía’ y nuestra primer postura es decir ‘no, no tenemos porque dar la respuesta de que otras alternativas son posibles, para eso el gobierno tiene que escuchar a los movimientos. En vez de invertir en estudios de factibilidad para mega-represas se puede invertir en ver qué alternativas energéticas hay’”.

María Elena asimismo señala que las resistencias a estos megaproyectos en que se encuentran involucradas transnacionales de la construcción, se articulan a través de la Red Latinoamericana Antirepresas y en Defensa de los Ríos (REDLAR).

El día 8 de agosto se realizarán actividades en Posadas, capital de la provincia de Misiones, incluyendo una entrevista con el gobernador y el jueves 9 habrá otras acciones en Oberá, que es la ciudad más afectada ante la posibilidad de los emprendimientos de Garabí y Painambí, explicó la activista misionera.

Estas mega-represas, al proyectarse en una región de clima tropical, significan la destrucción de fauna y flora nativa, así como una alteración general del ecosistema, señala María Elena.

“Lo que más duele es que no se tenga en cuenta la decisión de las comunidades. Nosotros como ambientalistas no tenemos la obligación de presentar las alternativas, aunque las tenemos. Esa es tarea del Estado”, indicó.

Fuente: Entrevista realizada por Amigos de la Tierra Argen tina y difundida por Radio Mundo Real.

Written by
No comments

LEAVE A COMMENT

})(jQuery)